sábado, 29 de noviembre de 2008

Otra educación es posible

Elegimos ser partícipes de la educación de nuestros hijos.
Tenemos muchas razones, de algunas hablo ahora, pero la mayoría se verán a medida que este blog crezca y nos vaya reflejando.

Entendemos el aprendizaje como una construcción que realizamos todos a lo largo de la vida, y que nace desde el interés particular de cada ser. A medida que uno va desarrollándose como persona cada aprendizaje, cada conocimiento nuevo, nos va modificando.
Si lo convertimos en una obligación impuesta desde un otro, dejamos morir el fuego interno, la curiosidad innata que cada niño trae consigo al nacer, esa sed insaciable de experiencias, de investigación, de querer profundizar y descubrir.

Nuestro deseo es educar en el apego, estando presentes, ofreciendo, compartiendo, atentos a lo que nuestros hijos vayan necesitando y pidiendo. Contestando preguntas y ayudándoles a descubrir por si mismos.
Tomamos la decisión de hacerlo así, desde la responsabilidad.
Mi meta particular como mamá que educa es que esa curiosidad no se diluya con los años.

No delegamos su educación al estado ya que creemos en una formación integra como persona y sentimos que esto nos incumbe directamente a los padres. No nos interesa que aprenda para después desaprender en casa.
La forma de vida actual hace que cada vez compartamos menos tiempo con nuestros hijos, y el tiempo que pasamos, estemos preocupados por otras cosas. La escuela se convierte así en una guardería donde pasan la mayor parte del día.

Queremos que nuestros hijos jueguen. El juego es el camino mas corto hacia el aprendizaje en la infancia. Queremos que corran, que trepen ,que investiguen, que construyan, que compartan actividades y mucha vida en familia y si es posible afuera, en contacto con la naturaleza.
Eso es lo que queremos. Y mucho más.

Lo que no aceptamos:
La domesticación institucionalizada. El sistema de premios y castigos.
Que se los vuelva nacionalistas, que se los eduque para ser obedientes. Que le repriman preguntas o ganas de reír o de llorar. Que estén quietos, sentados, pasivos, durante horas.
Que tengan que ir al ritmo de "la mayoría", siguiendo intereses de otros o de currículum prediseñados para determinada edad, que constantemente se los compare, se les masifique, se los clasifique y se los premie o castigue con notas.

Vemos muchas actitudes que no nos gustan en los docentes, pero no los hacemos cargo.

Nos responsabilizamos.

El sistema educativo, la escuela, como institución verticalista, al servicio de un sistema social capitalista, no nos resulta aceptable como formador de las personas mas importantes de nuestras vidas.

No entregamos la formación de nuestros hijos al estado, porque somos responsables y tenemos derecho a hacernos cargo si así fuera nuestro deseo , porque antes que el Estado y necesario para su constitución, siempre estuvo la familia.

10 comentarios:

Nauma dijo...

Gracias por la invitacion!
Educar un hijo es una responsabilidad muy gratificante. Si alguna vez tocan el tema de niños con talento y/o creatividad superior, con todo gusto puedo colaborar desde la experiencia con mi hijo.
Suerte con este nuevo blog!
Cariños

Jann dijo...

que blog tan bello, gracias por la invitacion, me identifico mucho con los moviles que los lleva a tomar este camino.


saludos


Jann

Turca dijo...

Qué bueno chicas!
Las acompaño en la reflexión, creo que más allá de qué tipo de educación elijamos para nuestros hijos, este post a mi me suena horrores, y me atrevería a decir que nos incumbe a tod@s!
Beso enorrrrme!
Vivi.

Isa dijo...

Mis respetos, y felicitaciones para esta adorable mamá.
El camino es arduo; los osbtáculos, innumerables. Pero cuando los resultados saltan a la vista, la felicidad de saber que se hizo y se hace lo correcto, es incomparable.
Habrá bajones, y momentos placenteros... disfruten ambos. Porque de ellos, también se aprende.

Afectuosamente: Isa
Mamá Educadora en el Hogar

Tali dijo...

Celebro y acompaño el ejercicio de la lucidez, la reflexión, el cuestionamiento de lo caduco y sobre todo de la libertad expresado aqui en ustedes, queridas amigas. las abrazo orgullosa!!!

paloma dijo...

Enhorabuenísimaaa por el blog. Os visito. Un beso.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por éste nuevo blog.
Un saludo
ketty

cinco tilos dijo...

Nauma, buscamos que el blog esté abierto y sea un camino donde podamos dialogar entre todos. Si te parece escribir y contar tu experiencia, sería bienvenida tu colaboración.

Gracias, jann ;)

Turca,si, esa es la idea... a ver por donde nos va sonando...je!

Isa, somos 2 las mamás que lo hacemos al blog. Sabemos de tu experiencia, bienvenida será también lo que deseees aportar!

Tali, gracias por acompañar con toda tu energía:)!!

Paloma, demás está decir que tu familia y tu trabajo son inspiradores!Gracias por pasar

Ketty muchas gracias ;)

Jime... dijo...

Me sumo a las gracias de mi compañera :)

Gracias por el aliento y las ganas de compartir y aportar, un placer tenerlas por acá, un lujo :)

Andrea dijo...

Cada vez que salimos al mundo con honestidad, a veces nos responden con un cachetazo, y otras muchas veces dejamos a alguien pensando.
SI bien nosotros hemos decidido llevar a Lautaro en un jardín, no dejamos de ejercer nuestra responsabilidad en su educación apoyando su libre desarrollo.
Exitos... como siempre, me daré una vuelta por estos enriquecedores espacios.
Besos a todos