miércoles, 15 de abril de 2009

Repercusiones en nosotros mismos...

en otro post, las repercusiones en la gente que nos rodea.

Eli aprendió rápido y por su propia curiosidad la parte intelectual de la vida: leer, escribir, contar, sumar, etc...
Yo me enfoqué en facilitarle las cosas que pedía, pero, dejé de lado el cuerpo... Y como Eli era muy tranqui y se enganchaba en sentarse a jugar, jugábamos así, tranquis a pintar, a escribir, a leer, a cocinar, a la vendedora, etc, y el poco entusiasmo que demostraba por treparse o correr se lo fui sacando ofreciendole por ejemplo: sentarse a escribir, que era una de las cosas que más les gustaba y que se enganchaba enseguida... esta pequeña introducción para decir que:

Este tiempo sin escuela, de estar en casa y de ir viendo como vamos a llevar adelante este camino, me lo tomé también de alguna manera para devolverle a Eli, por decirlo de alguna manera, la posibilidad de andar ese camino que no anduvo... que no anduvimos: el de escuchar el propio cuerpo.

Así que a pedido de ella, empezó clases de Danza Arabe y Tae Kwon Do. Y sobre todo también, 'y mal que me pese', la parte intelectual la estamos siguiendo solo cuando ella pide... que de todos modos NO ES POCA LA DEMANDA!
Lo que me deja más tranquila con este camino que estamos eligiendo es que lo que pregunta luego se lo acuerda: aprende realmente lo que le interesa.
Y lo que me sorprende de esto es verla moverse y sentirse tan comoda con su cuerpo, no me imaginaba que le gustaria tanto bailar y que tenia el ritmo que tiene.

Así que lo que pude ver en este poco tiempo es un cambio muy grande, Eliana recuperó su mirada vivaz, el temperamento, la alegría y la seguridad que tenía como hasta los tres años, casi cuatro, está más desenvuelta y demostrativa... puede que sea la edad también, no lo se... pero en esencia, su manera de estar en el mundo en este momento me recuerda mucho a como era ella antes de empezar el jardín. Lo mismo opina Ale, que por ahora está más tiempo en casa y lo puede ver él mismo. Y por eso mismo él está también tranquilo y ya no tiene dudas como meses atrás cuando pensaba en esto solo como un veremos que pasa.

El otro día Eli me dice: jugamos a la maestra?
Yo: bueno, dale... (y aproveché para hacer matematicas que es lo que estamos 'dejando de lado')
Y Ale que estaba con nosotros le dice: para jugar a la maestra, mejor vas a la escuela, no?
Y Eli le contestó: Naaa, no es lo mismo ir a la escuela que jugar a la maestra con mamá!

Me alegra verla así, ver que se reencuentra con esa parte que yo sentia que había... perdido?...

En la foto con una polilla, que antes no se animaba a tocar :)



Su relación con el cuerpo esta siendo otra, y claro, su seguridad (autoestima) también :)

Le debemos mucho de todo este aprendizaje a Ezequiel, que es todo cuerpo: salta, se trepa, se tira, se cuelga, corre, se detiene, se arrastra, usa las manos, los pies, los brazos, TODO! y para nosotros es todo nuevo, tanto cuerpo puesto en acción :)

De todos modos, creo que él siente algo así como que no quiere quedarse afuera o como que se está perdiendo de algo... o quizás también quiere tener más autonomia y saber para poder usar 'cosas de grandes' que ahora no puede porque: no sabe leer.



Así que él pide números y yo se los voy escribiendo como él los pide: puede ser un 3 o un 11... a veces pide palabras y a veces letras: lo mismo, le escribo lo que pide y ahí vamos... a veces los repasa como en la foto y a veces pide que además de la palabra yo haga un dibujo y después quizás lo pinta, lo repasa o simplemente lo deja por ahí.

9 comentarios:

Sandra y Javi dijo...

Es sorprendente las cosas que quieren hacer siguiendo su propio ritmo, aumque se suele dcir que si los dejas no hacen nada. Esta sociedad!!! los niños no saben no hacer nada, siempre estan haciendo y deshaciendo. Me alegra que os encontris mas tranquilos y por lo que leo muy muy felices. La gente no sabe lo que se piedrde. Muchos besos.

Marcela dijo...

me alegro mucho Jime que vaya todo bien y que puedan aprender tantas cosas bonitas de la vida juntos !!

1beso

Jime... dijo...

Sandra, muchas gracias!
Comparto tu opinión, siempre estan haciendo y deshaciendo!
Nos leemos, un abrazo!

Marce, gracias por acompañar! se los extraña :) Un beso!

paloma dijo...

Jime...yo de "mayor" quiero ser como tu...de verdad. Me encanta tu tranquilidad y tu sabiduría !!!! A mi me cuesta tanto, tanto, tantísimoooo tener confianza. Los míos son todo lo contrario a Eli, tal vez por ser chicos, no se...ellos son todo cuerpo, todo movimiento, su psicomotricidad es muy buena, todo lo relacionado con las bicicletas, patines, subir árboles, escalar, nadar...........un DIEZ...pero intelectualmente hablando, si por ellos fuera....yo creo que tranquilamente se convertirían en adultos felizmente analfabetos, ja,ja..Me ha gustado tanto el post que me ha inspirado otro a mí...
Por cierto mi hijo Micael, que es de la edad de tu niño, creo, está en la misma etapa, también tiene hermanos mayores y quiere hacer números y letras..yo igual que tu.. le doy lo que me pide, al ser el tercero me lo tomo de una manera muy relajada.
Un beso, que bonita tu foto con pancita!!!

Jime... dijo...

Paloma, creo que lo de la tranquilidad por fortuna lo heredé de mis padres jejeje
Puede que la diferencia sea en que son niños... Pensando mientras hacia este post, la verdad es que si ellos no se engancharan con leer y escribir (entender lo que leen mejor dicho y poder expresar sus ideas) yo no estaria taaaan tranquila. Quizas, resumiendo, lo ideal es encontrar el equilibrio, no? digo, que desarrollen todas sus capacidades: fisicas, mentales, emocionales y espirituales, no?
Un beso grande!

paloma dijo...

Si Jime...confirmado...son CHICOS y creo que influyen los genes. Si, hay que encontrar el equilibrio, a veces con un empujoncito...como tu hija con la polilla y mis trogloditas con el mundo de las letras, ja,ja...

Martha dijo...

Hola!!

Jime que post tan hermoso, sabes creo que eso es precisamente lo que me falta a mí, tranquilidad para poder encontrar el equilibrio, he pensado mucho en el tema de Educar a David en Casa, y creo que aún no le he dado tiempo al tiempo... Gracias por compartirnos este relato de tú experiencia con los nenes!!!

Hace unos dias Vilmati me dio unas pautas muy interesantes respondiendo algunas de las preguntas que tengo, aprovecho para enviarle un saludito bien especial!! y felicitarlas por esta iniciativa tan interesante y maravillosa ya que es una labor admirable!!

Te envio un abrazote!!

Carolina González dijo...

Hola!! me encantó tu blog! es muy interesante encontrar personas que estan llevando la educación de sus hijos de manera tan crativa y tan relajada!! estaré pendiente de tus entradas, pues me sirven de inspiración para lo que yo llamo "mi experimento", que es mi hijo Martín. Recién abrí un blog para documentar la marea de ideas que he ido acumulando con esto de la crianza con apego y la educación en casa. Te mando la dirección de mi blog para que le heches un ojo!!
http://aprendiendoconmartin.blogspot.com

Cris Purrusalda dijo...

Que interesante es leeros, yo no soy madre, pero si trabajo en el ámbito socio-educativo, soy Narradora y animadora, me encanta saber la magia que creaías las familias que educais en casa con amor y tranquilidad. Siempre he creído que los niñ@s tiene inquietudes, sólo hay que apoyarles cuando quieren aprender, cuando se les despierta la curiosidad, adaptándose a su ritmo.
un beso